14/1/11

FELICITATS ANNA I ORIOL


Esta entrada no es comestible, pero si que se trata de un pastel.
El que si que está para comérselo es el bebé que ya tiene 1 mes.
Seguro que ya los habéis visto por algún blog y como me hizo mucha gracia, pues eso que aprovechando el nacimiento del hijo de mis primos, me puse manos a la obra.


Se trata de poner en una base pañales en forma de espiral, una vez los tenemos todos puestos, me faltaban manos, los até con una goma, fui poniéndolos bien y así con dos bases más, cada vez mas pequeñas, hasta tener las 3 bases.




Luego, cuando ya estuve segura de que los quería así y que estaban bien las bases, les puse una cinta roja y blanca a cuadritos, alrededor de cada base.


 

Ya para terminar, le puse un muñequito arriba del pastel (que no se ve en la foto) y lo envolví con papel celofán y un lazo.



Bueno, pues hasta aquí la odisea de los pañales, aunque valió la pena pelearme con ellos por falta de manos.
A los papis les encanto pues no lo habían visto nunca y la verdad que cuando ivamos por la calle a llevárselo, la gente nos miraba y comentaban, unos no sabían que era, otros más avispados decían "anda si son pañales" jajaja
Realmente valió la pena

6 comentarios:

Amanda dijo...

Es tan bonita que dan ganas de comersela.
;-D
Besitos.

Toñi (picapusa) dijo...

que monada!!me encanta!! aunque yo de momento no tengo amigas que vayan a ser madres , pocas me quedan ya con edad de serlo jajaja,

besos artistaza

Elena dijo...

Muchas gracias Amanda.
un bexito

Elena dijo...

Toñi, a mi amigas en edad de tener niños tampoco me quedan, estos que han sido papas,son hijos de mis primos, osea que por esta regla de tres, ya casi me toca ser abuela.
un bexito

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Es un regalo muy curioso y muy útil para los papis, me imagino que los pañales no son baratos y los bebés necesitan muchos al día.
Besos.

Elena dijo...

Pues la verdad que baratos no son Betulo, no me acuerdo de tu nombre, compre los mas baratos que encontre de marca blanca, por que el pastel era a más a más del regalo reglamentario.
un bexito